24 jun. 2011

¡El blog cumple un año!

Pues eso. Y para celebrarlo, que mejor que...¡una auditoría pública! Yo soy así de emotivo.

Y es que me sorprendo mucho de haber llegado hasta aquí, ya que mi anterior experiencia bloguera resultó ser bastante irregular en cuanto a ritmo de publicación. Es verdad que desde que comenzó 2011 he venido publicando menos entradas al mes, pero es una decisión consciente, al principio me propuse publicar una vez a la semana, y cuando vi que aquél ritmo era demasiado lo bajé un poco. Prefiero hacerlo bien y por gusto que andar agobiado. Que uno tiene una vida.

El caso es que estoy muy satisfecho, aunque hay cosas que tengo que mejorar. Me hice este blog por varios motivos:

1. Porque leía otros blogs. Y es inevitable, al final terminas queriendo uno.

2. Para hacer un poquito de difusión histórica como buenamente pudiera, que nunca viene mal. Además, descubrí que la medieval es con diferencia la rama que menos presencia tiene en la blogocosa, y eso está mal. Siempre ha sido terreno abonado para que cualquiera diga tontadas y falsedades varias, y por alguna razón las inexactitudes vertidas sobre ella suelen ser creídas por muchos sin cuestionar nada, algo que no pasa con otros campos del saber.

3. Por mí. Porque terminar una carrera como Historia no te convierte en nada, y mucho menos en un historiador. Como todas las demás ciencias, la Historia es puñetera, pero también estimulante: si no procura uno mantenerse al día y enriquecer lo poco que sabe con nuevas ideas termina anquilosándose y al final no sirve para nada. Esto, Henri Pirenne (por boca de Marc Bloch) lo explica mucho mejor que yo:

Acompañaba a Henri Pirenne en Estocolmo. Apenas habíamos llegado, me dijo: "¿Qué vamos a ver primero? Parece que hay un ayuntamiento nuevecito. Empecemos por él". Después, como si quisiera evitar mi asombro, añadió: "Si fuera anticuario, no tendría ojos más que para las cosas antiguas. Pero soy historiador. Por eso amo la vida".

Marc Bloch himself también tenía algo que decir sobre esto:

"Un buen historiador se parece al ogro de la leyenda: allí donde huele carne humana, sabe que está su presa”.

Así que el blog me debía servir de estímulo para leer más, mantenerme al día y tal. Bien, la verdad es que fundamentalmente me ha servido para crearme mala conciencia acerca de los libros que tengo amontonados y debería leerme, pero todo se andará.

And, last but not least: agradecer a la gente que me ha acompañado hasta aquí. No cito a nadie porque al final seguro que me olvidaba de alguien y terminaría cometiendo un imperdonable agravio. Pero en fin, todos los lectores que han contribuido a mantener este tinglado en pie. Sois la compañía que el rey Arturo hubiera querido tener en su mesa.

¡Ellos están celebrándolo!

13 comentarios:

Jude dijo...

Bien, veo que soy la primera en felicitarte, pues eso, muchas felicidades y que cumplas muchos más!!! (papelillos de colores).
Um, creo que dejas otro de los motivos por los que te creaste el blog en el aire, en fin como decía uno de nuestros más versados profesores de temática medieval (López de Coca para más señas): "Dejémoslo". ;)

C.G. Aparicio dijo...

¡Enhorabuena! Haces un buen trabajo con este blog y, aunque no se pueda publicar con la asiduidad que se quiere (a mí me pasa lo mismo), lo que nunca se debe perder es la ilusión y veo a tú tienes mucha ¡¡Ánimo!!

Un saludo!!

Nenya dijo...

Felicidades por el blog y la constancia! Yo tengo el mío totalmente abandonado :(

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Pues nada, ¡enhorabuena! Como "premio" si me permite la expresión, aquí tiene a un nuevo y humilde seguidor via Cabolo.
Le voy leyendo, que como usted dice, se habla poco de la historia medieval.

HansHelm dijo...

¡Muchas gracias a todos por comentar!

@Jude: ¡bieen!¡Papelillos de colores! y...en efecto, dejémoslo ;)

@C.G.Aparicio: el tiempo, ese bien escaso...pero algo inventaremos para seguir.

@Nenya: me gusta mucho lo que siempre nos traes en tu blog, pero es mejor publicar conforme vaya apeteciendo, y con el reader se hace muy difícil que se me pase alguna entrada nueva. Estaré pendiente si lo retomas.

@Lorenzo: inmejorable premio. Y otro motivo más por el que merece la pena seguir a Cabovolo.

Malapata dijo...

Y que cumpla muchos más.

En el tiempo que llevo siguiéndolo los artículos me han parecido amenos e interesantes. Enhorabuena por el trabajo y nos quedamos esperando la siguiente entrada.

Kike dijo...

Anda que no molan las figuritas de goma de la jugeutería Poly... eso sí, como saben que sólo las compran adultos te cobran un pastizal.

Feliz aniversario, by the way.

Anónimo dijo...

Felicidades omne, que la emoción te embargue y nos deje muchos años por delante para poder seguir leyendo este blog, que a los curiosos impertinentes siempre nos gusta aprender de las personas más que de los libros. (Aunque esto es como un anillo, qué es cada uno sino lo otro??)

Te deseo ánimo para que no pierdas el ánimo de seguir escribiendo acá, y yo seguiré leyéndote con gusto.

Saludos.

ANGELUS

HansHelm dijo...

Angelus, Malapata ¡gracias por vuestro ánimo!

Kike, esas figuritas son un placer culpable, ciertamente.

Anónimo dijo...

Buenas, una pregunte te voy a hacer. Me gustaría saber cómo eran las armas de Carlos I y V de Alemania. En internet no me fio, porque sólo hay tiendas de espadas y no sé cuál es el nivel de cercanía con el original puede haber. Si tú pudieras facilitarme el dato exacto te lo agradecería. Especialmente estoy interesado en el puñal.

GRACIAS

ANGELUS

HansHelm dijo...

Bueno, pues algo sí que he encontrado...en Internet, pero esto si será fiable. A ver, seguramente tuviera varias, y deben estar conservadas en la Real Armería (en el Palacio Real). En este enlace se explica como eran las espadas del Emperador:

http://bib.cervantesvirtual.com/historia/CarlosV/7_2_espadas.shtml

Si le das para abajo, en el Capítulo V tienes una historia de las espadas de Carlos, y cerca del final, en el Apéndice II, una relación de las mismas conservadas en el Catálogo de la Real Armería. Que por cierto, está íntegro y gratuito en el Internet Archive, aunque vamos, tampoco es de mucha utilidad.

Fotos, fotos no he visto... pero la "típica" que venden en las tiendas de reproducciones parece que se parece bastante si nos fiamos de esto:

http://www.defensa.gob.es/eu/gabinete/multimedia/fototeca/2004/11/notaPrensa_imagen_174_1.html?__locale=eu

Lo mejor es buscar retratos de Carlos I, que en muchos aparecerá con espada, y te puedes fiar de la pintura.

De puñales no he visto nada, lo siento, pero armaduras a rabiar. Espero haberte sido de alguna utilidad.

Uriel dijo...

Felicidades Hans!!!!! Algo tarde he llegado, pero como reza un dicho: "Más vale tarde que nunca". Lo cierto es que últimamente he estado muy ocupado, pero bue... aquí estoy para desearte que cumplas muchos años mas, puesto que como bien explicas en tu entrada, la época medieval es una de la menos tratada en la Web y se dicen muchas mentiras de ella... Gracias a ti y cada entrada que haces aprendo un poco más cada día.
Sigue con esto que eres bueno, y que sin ti me quedo sin aprender nada de historia medieval ;).
Un Saludo y sigue con esto que se te da muy bien!!!
Uriel

Anónimo dijo...

Me ha servido de ayuda, sí. Ya he visto que me he comprado una réplica de dicha espada en miniatura, en plan puñal, y en plata con la empuñadura negra, y no roza con la espiral dorada jaja, pero bueno. Si algún día se la vendo a alguien me compraré la réplica en espada, no en miniatura. jaja. Saludoss y Gracias.

Espero tu próxima entrada.

ANGELUS

Related Posts with Thumbnails