26 jun. 2010

Robin Hood (2010)

Hay quien dice que es la peor de Ridley Scott, y no voy a ser yo quien les quite la razón a los que lo dicen, es probable que sea así, pero yo me divertí bastante en la sala, incluso me reí, lo que ya es mucho decir, el problema venía cuando me reía en momentos que NO eran para reírse, al menos intencionadamente. De todos modos tiene cosas memorables: los fieles compañeros de Robin Hood y su banda de folk-metal predecesora de Jethro Tull, el príncipe Juan descubriendo el ruido que hace un peloco al caer al suelo... y sería mejor película si no fuera porque el montador decidió en los últimos cinco minutos de metraje que ya estaba mu harto y que iba a dejar para la posteridad un bellísimo ejemplo de como NO hacer una elipsis, además del desembarco de Normandía a la medieval y el hecho de que el realizador no ha jugado nunca al rol (si así hubiese sido recordaría que meterse en el agua con unos 25 Kgs. mínimo de hierro rodeándote NUNCA es una buena idea) Pero todas estas cosas se le perdonan, porque en este blog queremos poner de moda la Edad Media y Ridley Scott cuenta con mi total apoyo a la hora de contar lo que sea con señores dándose de hostias con mandobles.
Por otro lado, los pequeños errores históricos (como la muerte del rey Ricardo, ejem) quedan de sobra compensados con dos grandes aciertos. Cuando era estudiante terminé aborreciendo las incoherencias en películas históricas: erróneamente por mi parte. Al cine va uno a lo que va, no a aprender historia, pero aún así me llena de satisfacción ver reflejado en la gran pantalla que:

En primer lugar: todo el mundo tiene los dientes comidos de roña, como tiene que ser. Esto es algo que me hizo recordar 10.000 y los maravillosos emplastes blanqueantes prehistóricos.

En segundo lugar la gente se lava. Vale, son de la baja nobleza, pero es igual: aparecen bañándose y es que una de esas cosas que todo el mundo sabe pero que en realidad son mentira es que la gente medieval era considerablemente más puerca que la de otras épocas históricas, digo más, que la gente del Occidente cristiano era más puerca que los moros, que esos sí que sabían y estaban todo el día dándose abluciones. Pues esto es no es cierto, y aquí la gente se baña. Claro que sí. En el futuro, preparo un post sobre este tema, el de la higiene medieval, leñe ya.

Y que decir, una película que aunque haya salvado la papeleta con las recaudaciones a nivel internacional tampoco es que haya sido el petardazo del año, ni que se haya hundido. Ni siquiera ha levantado grandes críticas en contra. Pero tampoco a favor.

Joer, que cosa más aséptica he escogido para el primer post.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Para mi Robin Hood siempre será Kevin Costner!!!

Anónimo dijo...

Hay una pequeña serie de cuestiones que me gustaría mencionar, dado que citas el metraje de Robin Hood.

1) No sé que pollas le ha pasado con el maquillaje en la foto que has colgado a Cate Blanchett, parece que acaba de volver harta de whisky de vete a saber donde. Por otra parte, para mí su personaje es prácticamente la que ha hecho verdaderamente que me haya ido con buen sabor de boca del cine. Una tía (ficticia) completamente contraria a la mediocridad reinante de nuestro mundo moderno, valiente y capaz de meterse hasta la boca del lobo enfundada en armadura. Eso sí, los pestosos con ramitas en los huevos sobran en su intervención.

2) Señor Crowe: cambie la puta cara. Uno no puede mantener el rictus disparando la super flechaca a tu archienemigo, besando a Lady Marian, riendo con los colegas en la taberna y pensando junto al fuego. Relaje sólo un poco las putas cejas de vez en cuando, el sol no puede estar siempre pillándonos de cara en todos los rincones de la existencia.

3) "Hasta que los corderos se tornen leones". NO. (Fin de la explicación).

4) Que yo recuerde, Robin de Locksley era de Locksley, no de Nottingham... Si alguien puede corregírmelo y actualizarme, se lo agradezco.

5) Cada día toca más los cojones que para ir a ver una película donde haya espadas, la razón no sea una buena historia, una gran actuación, un dramatismo vibrante y una conseguida atmósfera, sino: "Ridley Scott", "Russel Crowe", "Robin Hood", y, en definitiva, todo ése tipo de eslóganes que llaman a nuestro corazón por recuerdos del pasado, y como verdaderos imbéciles vamos a acudir al reclamo del dinero hecho de modo fácil. Quitando a la nueva Lady Mariam, (que enamora a cualquiera que los tenga bien puestos) y al para mí inolvidable Max Von Sydow, (Acaso así me imagine a un envejecido Cedric "el Sajón" de Walter Scott) he visto capítulos de los Power Rangers menos previsibles y más entretenidos.

"Todos vivimos en el pasado y nos vamos a pique con él" --Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832).

HansHelm dijo...

Anónimo:

1)Sí.Lady Marian resulta bastante ficticia, y nada "medieval". La Edad Media me resulta fascinante, pero desgraciadamente una mujer haciendo lo que hace Lady Marian en esa película no encaja ni ahí ni en cualquier época desde el Neolítico hasta bien metido el siglo XX. Aún así, no me molestó demasiado, como cine de género que es, trata de llegar a cuanta más gente mejor, y esa licencia no me sienta mal del todo.
2)No es que Russel Crowe lo borde, pero lo veo correcto, pero ahí sí que entramos en algo muy subjetivo de lo que tampoco estoy muy capacitado para hablar.
3)Una cosa de la que no hablo es de lo que me pareció un pequeño fallo de guión, y es que no me llega a quedar clara del todo la motivación de Robin Hood, está bien que vaya en plan proscrito y no como héroe justiciero, pero me daba la sensación de ser todo un poco traído por los pelos.
4)Lo llaman de Locksley hasta que descubre que no, que en verdad es de Nottingham. Vaya cosa, con lo fácil que era quedarse por allí simplemente porque allí está tu churri.
5)Con todo y con eso, la defiendo. Es una película a la que iba sin grandes expectativas y con la que terminé echando un rato más que entretenido. Bien es cierto que también puede llegar a ser molesta la sobreoferta de películas "entretenidas", yo salvo a esta porque hay espadas, otro lo hará porque hay explosiones... Así que sobre el estado del cine estoy más que dispuesto a hablar, pero en otro momento, que parezco un cura con tanto sermón.

Anónimo dijo...

Jajajajaja, bueno también te reíste porque estaba yo , jajaja. Escena memorable cuando Martin Keamy (el de Lost) dice "la estrategia es siempre entrarle a la menos atractiva, así todos tendremos éxito", bueno, en ese momento no sabría decidir cúal era la más atractiva.
Saludos.
Pd. Estoy por hacerme yo también un blog ^^

Anónimo dijo...

Por cierto, Anselmo, el del 2º Comentario es el Guerrero Hyperbóreo, que no encuentro la manera de hacer restaurar la contraseña de la cuenta que me hice...

VSG dijo...

Buenas caballero, me he hecho caso y me he creado un blog jaja, únete a mi y yo me únire a ti (más da que me da lo mismo)

Kike dijo...

El problema principal de la peli es que es un rollo. A los diez minutos no te importa lo más mínimo lo que ocurra a ninguno de los personajes.

Related Posts with Thumbnails